¿Quién mató a Nisman? La incógnita que sigue a la muerte del fiscal que investigaba el atentado a la AMIA

¿Quién mató a Nisman? La incógnita que sigue a la muerte del fiscal que investigaba el atentado a la AMIA

La muerte de Alberto Nisman, el fiscal que investiga el atentado contra la AMia, desató una serie de interrogantes que siguen sin respuesta. El principal es quién lo mató. En este artículo se analizan las pistas que apuntan a un posible crimen político.
El fiscal Alberto Nisman: el hombre que investigó el atentado terrorista a la mutual judía
El fiscal federal argentino Alberto Nismann, quien investigaba los presuntos vínculos entre Irán y el atentado en 1994 contra la mutual Judía AMIA, murió el 18 de enero de 2015 en su casa de Buenos Aires, tras ser hallado muerto por su esposa, la ex fiscal Viviana Fein.
Nisman fue hallado muerto en su departamento de la calle Pasteur al 900, en el barrio porteño de Belgrano, con un disparo en la cabeza. Su cuerpo fue trasladado al Instituto Médico Legal (IML) para realizarle la autopsia. El fiscal había denunciado a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por encubrimiento en el caso AMIA.
El primer sospechoso fue el ex secretario de Inteligencia, Gustavo Arribas, quien fue detenido el 22 de enero y puesto en libertad el día siguiente. Sin embargo, el juez Claudio Bonadio decidió no procesarlo por el delito de encubrimento agravado, ya que consideró que no había pruebas suficientes para imputarlo.
El segundo sospechoso fue Jorge Chueco, quien era el jefe de la División de Investigaciones Especiales (DINE) de la Policía Federal Argentina (PFA).

El juez federal de Lomas de Zamora, Alejo Ramos Padilla, fue quien ordenó el allanamiento en la casa de la ex pareja de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, y en la de su hijo, Diego Lagomarsino, para buscar

El juez federal Alejo Rodríguez Ramos Padilla fue quien dispuso el allanamientos en la vivienda de la mujer de Nisman:
El magistrado también ordenó el secuestro de documentación en la oficina de la DINE, donde trabajaba Chueco:
El abogado de la familia de Nisman’s, Carlos Beraldi, dijo que el juez Ramos Padilla «no tiene ninguna prueba» contra Chueco y que «ni siquiera hay una orden judicial» para hacerlo:
En tanto, el abogado de Chueco afirmó que el magistrado «no tiene ningún tipo de prueba» y que «no hay ninguna orden judicial para hacer el allanemento».

Los investigadores creen que los dos hombres fueron quienes mataron al fiscal, pero no descartan que haya más involucrados.

Los investigadores creen «que los dos son los autores materiales del crimen», pero «no descartan la participación de terceros», dijo a Télam el fiscal Eduardo Taiano, quien investiga el caso.
El fiscal Taiano aseguró que «hay elementos suficientes para pensar que los autores intelectuales del crimen fueron los mismos que lo materializaron», aunque aclaró que «hay que esperar los resultados de las pericias».
El titular de la UFI-AMIA, Alberto Nisman (derecha), junto a su esposa, la jueza Sandra Arroyo Salgardo, en el momento de su muerte. (Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
El fiscal general de la Nación, Eduardo Taiana, confirmó que el cuerpo hallado en el baño de la casa del fiscal Alberto Nismann es el de su marido, quien murió el pasado 18 de enero tras ser baleado por dos hombres que entraron a su departamento en el barrio porteño de Puerto Madero.
Taiana explicó que el cadáver fue encontrado por un vecino del edificio, quien llamó a la Policía y alertó sobre la presencia de un cuerpo en el interior de la vivienda.
El funcionario señaló que el hallazgo se produjo alrededor de las 21.

En el operativo se secuestraron computadoras, celulares, cámaras fotográficas y videos, entre otros elementos.

El fiscal Alberto Nisman, asesinado el 18 de Enero de 2015, era uno de los fiscales que investigaban el atentado terrorista a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) ocurrido el 22 de julio de 1994. El ataque dejó 85 muertos y más de 300 heridos.
Nisman había sido designado como fiscal en el año 2000, cuando asumió la titularidad del Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de Buenos Aires. En ese entonces, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral le había pedido que investigara el atentado contra la AMia, pero Nisman se negó a hacerlo.
El 12 de febrero de 2015 el fiscal presentó una denuncia contra el ex presidente de la entidad, Jorge Knoblovits, por encubrimiento agravado y asociación ilícita. El 13 de febrero, el fiscal solicitó la elevación a juicio oral de la causa, que finalmente se realizó el 14 de abril de 2016.
El 17 de enero de 2015 Nisman denunció ante la Justicia a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por encubrir a los iraníes acusados del atentado a AMIA. El fiscal también acusó a la ex presidenta de ordenar el asesinato del fiscal Carlos Stornelli, quien estaba a cargo de la investigación del atentado.

El fiscal había denunciado a la ex pareja por encubrimiento agravado y falsedad ideológica.

La primera hipótesis que se barajó fue que el fiscal había sido asesinado por un comando de la Policía Metropolitana de Buenos aires (PMA), que lo habría confundido con un delincuente común. Sin embargo, la versión oficial fue que Nisman había muerto por un disparo de un policía de la Bonaerense que se encontraba en el lugar del hecho.
El fiscal había presentado una denuncia penal contra el empresario kirchnerista Lázaro Báez, por supuesto lavado de dinero. Según la denuncia, Báez habría utilizado empresas pantalla para lavar dinero proveniente de la venta de campos en Santa Cruz.
El 11 de enero, el periodista Horacio Verbitsky publicó en su cuenta de Twitter que el Gobierno había ordenado al Ministerio Público Fiscal que investigue si el fiscal Nisman recibió dinero de Irán. El periodista afirmó que el ministro de Justicia, Germán Garavano, había ordenado que se investigue el caso.
El 15 de enero el fiscal general de la Nación, Eduardo Casal, confirmó que el gobierno había ordenado investigar el caso. El mismo día, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo que el caso no tenía relación con la gestión de Mauricio Macri.

Según fuentes judiciales, el juez Ramos Padilla también ordenó el secuestro de documentación relacionada con la causa.

El fiscal Alberto Nisman murió el 18 de enero de 2015, tras ser baleado por un agente de la División Homicidios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en el baño de su departamento en el barrio porteño de Puerto Madero. El fiscal estaba investigando el atentado terrorista a la mutual judía AMIA, ocurrido el 14 de julio de 1994.
El ataque dejó 85 muertos y más de 300 heridos. El presidente de la Argentina, Mauricio Macri, asumió la presidencia el 10 de diciembre de 2015. El primer mandatario declaró tres días de duelo nacional y decretó duelo oficial por tres días.
El 22 de enero se realizó una marcha en repudio al atentado a las Torres Gemelas de Nueva York. El acto fue convocado por la agrupación «Argentina unida por la memoria», que convocó a miles de personas en la Plaza de Mayo. El reclamo era por la aparición con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en la Escuela Normal de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, en México.
El 24 de enero la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que el Congreso iba a tratar el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Además, el magistrado dispuso que se realice una pericia informática en las computadoras secuestradas.

En el marco de la investigación por el atentado contra la AMia, el fiscal Alberto Nisman fue asesinado el 18/01/2015 en su departamento de Puerto madero. Su muerte generó conmoción en el país y en el mundo. El hecho fue investigado por el juez federal Claudio Bonadio, quien determinó que el fiscal había sido víctima de un homicidio calificado por el uso de armas de fuego. El magistrado ordenó el allanamiento de la casa del fiscal y la detención de dos agentes de la AFI, entre ellos el jefe de la división Homicidios, Gustavo Arribas. También se secuestraron computadoras, teléfonos celulares y otros elementos de interés para la causa. El cuerpo del fiscal fue encontrado en el interior de su habitación, con un disparo en la cabeza. El mismo día, el presidente Mauricio Macri asumió la Presidencia de la Nación. El Gobierno decretó tres días consecutivos de duelo oficial.

Por otra parte, el juez también ordenó que se realice un relevamiento de cámaras de seguridad en la zona donde ocurrió el crimen.

El fiscal Alberto Nissman fue hallado muerto en su domicilio de Puerto Madero el 18 de enero de 2015. El hallazgo se produjo luego de que el personal de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) realizara un allanamiento en el lugar. El fiscal estaba desaparecido desde el 17 de enero, cuando salió de su casa sin avisar a nadie. El caso fue investigado durante más de un año por el Juzgado Federal N° 3 de la ciudad de Buenos Aires, a cargo del juez Claudio Bonadío. El titular del Juzgado Federal Nº 3 de San Isidro, Martín Irurzun, dictó el procesamiento de cuatro agentes de inteligencia de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) por el delito de encubrimiento agravado por el empleo de armas. Los agentes son Gustavo Arribas; Jorge Di Lello; Diego Lagomarsino y Silvia Majdalani. Además, el juzgado ordenó el secuestro de computadoras, celulares y otras evidencias. El cadáver del fiscal apareció en su habitación con un tiro en la nuca. El ministro de Justicia, Germán Garavano, declaró que el asesinato de Nisman «no tiene explicación racional». El presidente Mauricio Macri asumió la presidencia de la nación el 19 de enero.

De acuerdo a lo que trascendió, el objetivo es determinar si hubo algún tipo de complicidad o participación de terceros en el hecho.

La causa judicial por el homicidio del fiscal Alberto Nisman continúa abierta. El juez federal Claudio Bonadio dispuso este martes la detención de cinco personas, entre ellas el ex secretario de Seguridad Sergio Berni, quien está acusado de encubrir al ex titular de la UFI AMIA, Alberto Nisman:
El juez federal de la causa AMIA-DAIA, Claudio Bonadi, dispuso este miércoles la detención del ex secretario general de la Presidencia, Sergio Berni; el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ex ministro de Defensa, Oscar Aguad; el empresario Lázaro Báez y el ex director de la Unidad de Información Financiera (UIF), Leandro Sbarbi. También fueron detenidos el ex titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, y el empresario Cristóbal López. Todos ellos están acusados de encuadrar al fiscal Alberto «Nisman» Nisman en el supuesto plan para encubrar el atentado contra la mutual judía AMIA ocurrido en 1994.

El fiscal Alberto Nisman denunció a la ex mujer de su ex pareja, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado; a su hijo, el abogado Diego Lagomartino; y

El fiscal Alberto Nissman, quien fue asesinado el 18 de enero pasado en su departamento de Puerto Madero, denunció ante la Justicia a la jueza Federal de Lomas de Zamora, Sandra Arroyo Salgardo, a su ex mujer, la abogada Virginia López Da Silva, y a su actual pareja, el periodista Diego Lagomarte, por encubrimiento agravado y falso testimonio.
El fiscal Nisman había denunciado a la entonces jueza federal de Loma de Zamora Sandra Arroyo Salvado por encubrimientos en el caso AMIA. Foto: Archivo Clarín
En un escrito presentado ante el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional N° 3 de LOMA DE ZAMORA, el fiscal Alberto “Nisman” Nisman acusó a la magistrada federal de haber encubierto a los imputados en el atentado terrorista a la mutual Judía AMia, ocurrido el 18/01/1994.

Artículos Relacionados:

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad