Como cuenta las reproducciones spotify

Como cuenta las reproducciones spotify

Spotify streaming rules bts

Esa frase clásica, pronunciada por Johnny Rotten en enero de 1978 durante el espectáculo de despedida de los Sex Pistols en el Winterland Ballroom de San Francisco, sigue siendo materia de leyenda. El líder parecía insinuar que los Pistols -para muchos, la destilación más pura de la estética punk- podrían haber estado coqueteando con el artificio todo el tiempo.
Avancemos rápidamente hasta la industria musical dominada por el streaming de 2019, y la pugnaz despedida de Rotten no solo suena deprimentemente profética: en realidad se ha convertido en un modelo de negocio. Hace dos veranos, Music Business Worldwide publicó un informe sobre los «artistas falsos» que aparecían en Spotify, que causó ondas en la industria musical mundial. El reportaje incluía una lista de 50 artistas que se sospechaba que eran ficticios y que, según se especulaba, desempeñaban un papel clave en un ejercicio de ahorro de dinero por parte de Spotify.
Había varios elementos sospechosos en estos actos. Cada uno de ellos sólo había subido un puñado de canciones a su perfil, todas las cuales alcanzaron puestos muy destacados en las listas de reproducción de «estado de ánimo» o «actividad» de Spotify de primera mano, como Deep Focus, Sleep o Peaceful Piano, que cuentan con millones de seguidores en la plataforma. Sin embargo, los mismos artistas apenas tenían otra presencia en Internet -incluyendo cero credenciales en las redes sociales- y sus nombres no aparecían en ningún otro servicio de música (salvo los fans de su música que arrancaban sus canciones de Spotify y las subían a YouTube).

¿cuenta spotify los streams en el silencio?

Una preocupación común que recibimos de las discográficas y los artistas es que pueden perder los streams de Spotify y/o las listas de reproducción que han ganado. Este artículo tiene como objetivo ayudar a educar sobre cómo tendríamos que recibir el catálogo anterior para asegurar que este problema no ocurra.Usando la herramienta de transferencia de catálogo de Symphonic, no tienes que preocuparte por esto. Si deseas cargar tu catálogo tú mismo y/o buscar nuestra ayuda, por favor, lee esto.
Spotify utiliza un método llamado Track-linking para hacer coincidir las canciones que distribuyes con nosotros con las que has distribuido previamente a través de otro distribuidor. Spotify puede vincular las canciones si hay coincidencias con las huellas de audio, los nombres de los artistas, los nombres de las canciones y los códigos ISRC.
La vinculación de pistas está diseñada específicamente para ofrecer una mejor experiencia al usuario, eliminando las pistas duplicadas de las listas de éxitos o de la sección de canciones populares y evitando los vacíos en las listas de reproducción debido a la disponibilidad territorial. Las pistas vinculadas compartirán posteriormente un recuento de reproducciones.
La vinculación de pistas nunca está garantizada al 100%, pero puedes darle la mejor oportunidad de que ocurra si coincides con estas áreas. Al intentar enlazar dos versiones de una grabación, los metadatos deben ser lo más idénticos posible (es decir, duración, título, versión, artista, ISRC). El audio utilizado debe ser el mismo. Las posibilidades de vinculación de pistas disminuyen con cada pieza de metadatos diferente entre las dos grabaciones. Las nuevas huellas digitales de audio crean nuevos grupos de grabaciones de Spotify, que tienen un recuento de reproducciones único. Esto se calcula para cada grabación diferente de una composición.

Rastreador de reproducciones de spotify

Se discute la neutralidad de este artículo. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Febrero de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Spotify, una empresa de streaming de música, ha atraído importantes críticas desde su lanzamiento en 2008,[1] principalmente por la compensación a los artistas. A diferencia de las ventas físicas o las descargas, que pagan a los artistas un precio fijo por canción o álbum vendido, Spotify paga derechos basados en la «cuota de mercado» del artista, es decir, el número de streams de sus canciones como proporción del total de canciones transmitidas en el servicio. Spotify distribuye aproximadamente el 70% de sus ingresos totales a los titulares de los derechos, que luego pagan a los artistas en función de sus acuerdos individuales. Muchos artistas han criticado esta política, sobre todo Thom Yorke y Taylor Swift, que retiraron temporalmente su música del servicio.
Spotify se enfrenta a un escrutinio especial debido a su nivel de servicio gratuito, que permite a los usuarios escuchar gratis con anuncios entre las canciones. Este nivel ha provocado el retraso o la retirada del servicio de varios álbumes importantes. Spotify afirma que beneficia a la industria al alejar a los usuarios de la piratería y de las plataformas menos monetizadas y alentarlos a pasar a cuentas de pago. Los sellos discográficos se quedan con una gran cantidad de los ingresos de Spotify.

¿cuenta spotify los streams repetidos?

Desde que se inició la transformación de la industria musical hacia el streaming digital, no puedo decir cuántos músicos han tratado de burlarse del sistema, intentando transmitir sus canciones una y otra vez en varios ordenadores en casa y a través de sus redes sociales. Siempre me ha parecido una tontería, así que no sé si realmente les ha funcionado. En los últimos meses, me he sorprendido al descubrir que esta misma práctica la llevan a cabo empresas reales en Internet, y las compañías de streaming, como Spotify, no lo están dejando pasar.
Las plataformas están observando cada vez más cifras inusuales entre los datos de ventas de los artistas, como un pico de streams de un día, de una plataforma y de un origen llamativo. A menudo, estas canciones sólo se transmiten durante 31 segundos (Spotify cuenta los streams de pago a partir de los 30 segundos). Spotify está luchando contra estas prácticas corruptas, eliminando ciertos lanzamientos y poniendo en la lista negra los perfiles de los artistas que parecen utilizar métodos fraudulentos. Es importante entender la diferencia entre pagar a una empresa de relaciones públicas para que se ponga en contacto con comisarios independientes en tu nombre (que es una práctica comercial legal) y pagar directamente por pseudo streams (que está prohibido y se considera un robo). Sin embargo, cada vez vemos más agencias de relaciones públicas que caen en la trampa de los servicios fraudulentos.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad