Salsas para grisines: ¡hasta 10 deliciosas salsas para acompañar tus grisines!

Salsas para grisines: ¡hasta 10 deliciosas salsas para acompañar tus grisines!

Los grisines son una receta típica de la cocina francesa, que se prepara con carne picada y verduras. Se pueden preparar de muchas maneras, pero en esta ocasión vamos a hacer unos grisines con salsa de tomate casera. Es una receta muy sencilla y rápida de hacer, y además es muy sabrosa. Además, los grisines se pueden acompañar de muchas salsas diferentes, como por ejemplo la salsa de champiñones, la salsa bechamel, la mostaza, la miel, la vinagreta de aceitunas negras o la salsa barbacoa. Así que no te pierdas la receta de hoy y descubre cómo hacer unos ricos grisines al horno con salsa casera de tomate.
Para empezar, pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas. Las ponemos en un bol y las cubrimos con agua fría. Dejamos que se hidraten durante unos 20 minutos.
Mientras tanto, lavamos y cortamos el pimiento rojo y el pimientos verdes en tiras finas y las ponemos también en un recipiente con agua caliente. Dejaremos que se hidraten durante unos 15 minutos.
En una sartén grande, ponemos un poco de aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo picados. Sofreímos a fuego medio durante unos 5 minutos.
Añadimos el tomate triturado y dejamos que se cocine durante unos 10 minutos.

1. Salsa de tomate casera

La salsa de tomates casera es una salsa muy fácil de hacer y que podemos utilizar para acompañar cualquier tipo de carne, pescado o verduras. La salsa de tomateras casera tiene un sabor muy intenso y es ideal para acompañar carnes rojas, blancas o pescados. También es perfecta para acompañar ensaladas, pastas o arroces. Por eso, si quieres aprender a hacer salsa de Tomates casera, sigue leyendo este artículo de RecetasGratis.net.
Si quieres aprender cómo hacer salsa caseras de tomate, lo primero que tienes que hacer es cortar el tomate en rodajitas finas, ponerlo en un cuenco y cubrirlo con agua. Deja que se remoje durante unos 30 minutos.
Pasado ese tiempo, escurre el tomate y ponlo en una olla con agua hirviendo. Cuando comience a hervir, baja el fuego y deja que cueza durante unos 25 minutos.
Cuando el tomate esté listo, retira del fuego y déjalo reposar durante unos minutos. Pasado ese rato, escúrrelo bien y colócalo en un bote de cristal.
Ahora, añade el vinagre, el azúcar, la sal y la pimienta negra molida.

2. Salsa barbacoa

Salsas de tomate: las mejores recetas para prepararlas en casa
Recetas de Salsas caseras para acompañar tu comida
SALSAS DE TOMATES CASERAS
1 kg de tomates maduros
2 dientes de ajo picados
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla picada
1 hoja de laurel
1 pizca de sal
1 vaso de vino blanco seco
1 vasito de agua
Poner los tomates en una fuente apta para el horno y rociarlos con el aceite de olivo. Salpimentar y añadir la cebolla y el ajo picaditos. Hornear durante 20 minutos a 180ºC.
Mientras tanto, pelar y cortar la berenjena en rodajas finas. Ponerlas en una sartén con un poco de aceite y saltearlas hasta que estén doradas. Añadir la sal, el laurel y el vino blanco. Dejar que se evapore el alcohol y añadir el agua. Cocinar durante 15 minutos a fuego lento.
Una vez que los tomates estén listos, sacarlos del horno y dejarlos enfriar. Cortar la berenjenas en rodaja y colocarlas en un plato.

3. Salsa picante

Ingredientes para salsa picante:
1 kg de tomates secos
2 dientes de ajo
1 cucharada de pimienta negra molida
1 pizca de comino molido
1 vaso de vino tinto seco
1 vasito de vinagre de vino
Cortar los tomates secos en rodajitas y ponerlos en una olla con agua fría. Deje que hierva durante unos minutos y escurra. Coloque los tomates secados en un recipiente grande y agregue el ajo, la pimientas, el comino y el vinagre. Mezclar bien y dejar reposar durante 30 minutos. Agregue el vino tintos y mezcle bien. Deja reposar la salsa durante al menos dos horas antes de usarla.
Para hacer la salsa de tomate casera, simplemente corte los tomates frescos en rodajos y colóquelos en una cacerola con agua hirviendo. Dejó que hiervan durante unos 5 minutos y luego escurrió. Colóquelo en un bol grande y vierta el aceite, la sal y la pimenta. Mezcle bien y deje reposar por unos minutos. Luego, vierta la salsa en un tazón y reserve.

4. Salsas con queso

Salsas de queso: las mejores recetas para acompañar tu comida
Las salsas de quesos son uno de los acompañantes más populares de la comida italiana. Son muy versátiles y se pueden utilizar para acompañar casi cualquier plato. Por lo tanto, si quieres probar nuevas recetas de salsas, echa un vistazo a estas sugerencias.
La salsa de queso es una salsa muy popular en Italia. Se utiliza para acompañar muchos platos, como pastas, carnes, verduras y mariscos. La salsa de parmesano es una de las más populares, pero hay muchas otras opciones. A continuación, te presentamos algunas de las mejores salsas italianas para servir con tus platos favoritos.
Esta salsa de pasta es muy popular entre los italianos. Es una salsa de sabor intenso y ligeramente picante. El secreto de esta salsa es el queso parmesano: debe ser de calidad y fresco. Para preparar esta salsa, necesitarás:
1 kg de queso parmigiano rallado
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de vinagre balsámico
1 pizca de sal
Poner el queso en un procesador de alimentos y procesar hasta que esté suave.

5. Salsa al ajo

Salsa al ajo: cómo hacerla
Para hacer esta salsa necesitas:
1 kg de tomates maduros
2 dientes de ajo
1 cucharada de aceite
1 pizca de pimienta negra molida
1 taza de vino blanco seco
Cortar los tomates en rodajas finas y ponerlos en una olla grande con agua fría. Cocinar durante unos 20 minutos o hasta que estén tiernos. Escurrir y reservar.
En una sartén grande, calentar el aceite a fuego medio-alto. Agregar los dientes de ajos y cocinar hasta que se doren. Retirar y reservar. Agregue los tomates y cocine por otros 5 minutos o menos, revolviendo ocasionalmente.
Agregue el vino blanco y deje que se evapore. Agrega la pimienta; revuelva y deje hervir a fuego lento durante unos 15 minutos o más, revolviéndolo ocasionalmente. Agite la salsa para mezclar bien.
Agregar la pasta y mezclar. Salpimentar al gusto. Servir inmediatamente.
Esta receta de salsa de tomate es muy fácil de hacer.

6. Salsa a la mostaza

Saltear las verduras en una sarten con un poco de aceite de oliva. Cuando estén listas, agregar el queso parmesano rallado y saltear por unos minutos.
Agrega la crema de leche y saltea por unos segundos más. Sirve caliente.
La receta de hoy es una de las recetas más fáciles de salsa blanca. Esta salsa es perfecta para acompañar carnes blancas como pollo, pavo, cerdo, etc. También es ideal para acompañar mariscos y pescados.
Ingredientes para la salsa blanca:
1 taza de harina de trigo
1 cucharada de mantequilla
1 pizca de sal
1 huevo
1 lata de atún enlatado
1 cebolla mediana picada
1 diente de ajo picado
2 cucharadas de aceite vegetal
Poner todos los ingredientes en un procesador de alimentos y procesar hasta que quede una mezcla homogénea.
Colocar la mezcla en un recipiente y cubrir con film plástico. Refrigerar por 2 horas.
Mientras tanto, cortar el atún y picarlo en cubos pequeños. Cortar la cebolla en juliana y picar el ajo.
Calentar una sartena grande a fuego alto.

7. Salsa agridulce

Esta salsa agridulces es perfecta si quieres acompañar tus grissini con algo dulce. Puedes usar cualquier fruta que te guste, pero yo te recomiendo usar piña o manzana.
Para hacer esta salsa agria, necesitas:
1 taza de azúcar
1 cucharada de vinagre
1 pizca de jengibre en polvo
1 diente de ajos picado finamente
1 hoja de laurel
2 cucharadas de agua
Pon a hervir el agua en una olla grande. Agrega el azúcar, el vinagre y el jengibre. Cocina a fuego lento durante 15 minutos.
Mientras se cocina la salsa, corta la piña en rodajas finas y ponlas en un plato. Luego, agrega la piñonera y el ajo picadito. Mezcla bien y sirve.
Si te ha gustado la receta de ‘Salida de pescado al horno con salsa agria: ¡una receta fácil y rápida!’, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Salsas.
Si tienes alguna duda sobre esta receta de Salsa agria puedes dejarla en los comentarios.

8. Salsa dulce

Salsas dulces:
La salsa dulce es una de las salsas más populares que existen. Es ideal para acompañar carnes, pescados y verduras. Además, es muy fácil de hacer y no requiere mucho tiempo.
Para preparar esta salsa, necesitas ingredientes como:
1 cucharada de azúcar moreno
1 pizca de sal
1 diente de ajo picado
1 cebolla picada
1 taza de vino blanco seco
1 hoja de laurel; opcional
Corta la cebolla y el pimiento en rodajitas finas. Ponlos en un bol y añade el ajo y el azúcar. Mezclar bien y reservar.
En una sartén, calienta el aceite y sofríe la cebolleta hasta que esté transparente. Agregue el vino blanco y deje que se evapore. Luego agregue el ajo, la sal y la pimienta. Cocine a fuego medio durante unos 5 minutos.
Agregue la carne picada y mezcle bien. Deje cocinar durante unos 10 minutos. Luego vierta la salsa de tomate y cocine a temperatura media durante unos 20 minutos.
Sirva los grisines con la salsa y decore con perejil picado.

9. Salsa verde

Esta salsa es perfecta para acompañar los grisinos. Se puede usar para acompañar cualquier tipo de carne o pescado. También es ideal para servir como salsa para ensaladas.
Para hacer esta salsa necesitas ingredientes como estos:
1 cucharada de vinagre de manzana
1 pizca de pimienta; opcional
1 diente de ajos picado fino
1 taza de agua
1 hoja de laurel
Pica la cebolle y el ajo en rodajas finas y ponlos en una olla. Agrega el vinagre, el agua y el laurel. Lleva a ebullición y cocina a fuego lento durante unos 15 minutos.
Mientras tanto, corta los filetes de pescado en trozos pequeños. Colócalos en un recipiente y cúbrelos con agua fría. Deja que se hidraten durante unos 30 minutos.
Cuando la cebolletta esté lista, retira del fuego y agrega el pescado. Mezcla bien y deja reposar durante unos minutos.
Coloca los filete de pescado sobre una tabla de cortar y córtalos en tiras largas. Luego, coloca las tiras de pescado encima de la cebollette y espolvorea con sal y pimientes.

10. Salsa blanca

SALSA BLANCA
Esta es una de las salsas más populares para acompañar nuestros grisines. Es muy fácil de hacer y tiene un sabor muy rico. Además, es muy versátil, ya que puedes usarla para acompañar casi cualquier tipo carnes o pescados.
Para preparar esta salsa necesitarás ingredientes como los siguientes:
1 cucharada de aceite de oliva
1 diente de ajo picado
1 pizca de sal
1 taza de agua mineral
1 hoja de laurel; opcional
Pela y pica la cebolla y el apio en rodajitas finas. Ponlos en un bol y añade el aceite de olivo, el ajo y la sal. Mezclar bien y dejar reposar por unos minutos hasta que la cebolleta esté tierna.
Mientras la cebollete esté lista (aproximadamente 20 minutos), corta el pescado en pedazos pequeños y colócalo en un bowl. Añade el agua mineral y deja que se remoje durante unos 5 minutos.
Corta la zanahoria en rodaja finas, el apionabo en rodajos y el perejil en ramitas.

Artículos Relacionados:

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad