Daniel Kicillof se suicidó: las posibles causas

Daniel Kicillof se suicidó: las posibles causas

La muerte de Daniel Alberto Kicillof, el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, conmocionó al país. El político fue encontrado sin vida en su casa de la localidad bonaerense de Tigre, donde residía desde hacía varios años.
Según informaron fuentes policiales, el cuerpo del ex mandatario fue hallado por un vecino que escuchó gritos y alertó a la Policía. En el lugar, los efectivos encontraron el cuerpo sin vida de Kicillof, quien tenía signos de haber sido golpeado.
El ex gobernador había sido internado en el Hospital Argerich el pasado viernes, luego de sufrir un accidente cerebrovascular. Sin embargo, horas después, fue trasladado a una clínica privada de la ciudad de Buenos aires, donde falleció.
Kicillof era uno de los principales candidatos a suceder a Mauricio Macri en la presidencia de la Nación. Sin dudas, su muerte generó un gran impacto en el país, ya que era un referente político muy querido por los argentinos.
En diálogo con TN, el periodista Horacio Verbitsky contó que el ex mandatario estaba atravesando un momento difícil. «Daniel estaba muy mal. Estaba deprimido, no podía dormir, no comía. Tenía problemas de salud», relató el periodista.
Además, agregó que el político había sufrido un accidente vascular cerebral (AVC) hace unos meses. «Había tenido un AVC hace dos meses. Se lo diagnosticaron en el hospital Argerichs. Lo internaron en terapia intensiva y le hicieron un cateterismo.

Suicidio

El suicidio es una de las causas más frecuentes de muerte en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen alrededor de 800.000 muertes por suicidio, de las cuales unas 300.000 son en países desarrollados. En España, según datos de la OMS, se produjeron en 2017 un total de 1.094 muertes por esta causa, lo que supone un incremento del 3,8% respecto al año anterior.
El suicidio puede ser considerado como un problema de salud pública, ya sea por su elevada tasa de incidencia o por su alta mortalidad. La OMS estima que el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, solo por detrás de las enfermedades cardiovasculares. Además, el suicidio también es la primera causa de defunción entre los hombres de 15-29 años y la tercera causa de fallecimiento entre las mujeres de 15-44 años.
El riesgo de suicidio aumenta con la edad, siendo especialmente elevado en los adultos mayores de 65 años. En este grupo de edad, el riesgo de morir por suicidio es casi cuatro veces mayor que en los menores de 35 años. Asimismo, el número de suicidios aumenta con el nivel educativo, siendo más frecuente en los grupos de menor nivel educativo.

Suicidio por depresión

En el caso de Daniel Kicillof, el principal factor de riesgo fue la depresión. El gobernador de la provincia de Buenos Aires había sido diagnosticado con depresión severa hace unos años, pero no había recibido tratamiento. A pesar de ello, en 2018 sufrió un episodio depresivo grave que le llevó a tomar la decisión de quitarse la vida.
La depresión es una enfermedad mental que afecta a millones de personas en todo el mundo y que puede tener consecuencias muy graves. Es importante detectarla y tratarla cuanto antes, ya que si no se trata puede derivar en un trastorno bipolar, esquizofrenia o incluso en un suicidio.
Los síntomas de la depresión pueden variar mucho de una persona a otra, pero suelen incluir tristeza, pérdida de interés en las actividades habituales, falta de energía, irritabilidad, dificultad para concentrarse, problemas para dormir o comer, sentimientos de culpa o vergüenza, pensamientos suicidas o ideas de muerte.
Además, la depresión puede provocar cambios en el estado de ánimo, como la irritabilidad o la ansiedad, que pueden hacer que la persona se sienta más vulnerable a sufrir un ataque de pánico o un intento de suicidio.

Suicidio en el marco de una investigación judicial

El suicidio es una de las principales causas de muerte en España. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen en el mundo alrededor de 800.000 muertes por suicidio, lo que supone una tasa de mortalidad de 10,8 por cada 100.000 habitantes. En España, según datos de 2017, se produjeron cerca de 20.000 suicidios, lo cual supone una media de 1,5 por cada día.
El suicidio se produce cuando una persona se quita la vida mediante la ingesta de sustancias tóxicas o por ahorcamiento. La mayoría de los suicidios se producen entre los 15 y los 44 años, aunque también se han registrado casos en menores de edad.
El primer paso para prevenir el suicidio es conocer los factores de riesgo. Estos factores son aquellos que aumentan el riesgo de que una persona sufra un intento o un suicidio. Entre ellos se encuentran:
– Trastornos mentales: Depresión, ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, trastornos de personalidad, etc.
– Conductas de riesgo: consumo de alcohol, drogas, tabaco, etc.; abuso sexual, violencia, etcétera.
– Situaciones de estrés: crisis vitales, conflictos familiares, laborales, económicos, etc.

Suicidio como consecuencia de un accidente de tránsito

En el caso de Daniel Kicillof, el suicidio se produjo tras sufrir un accidente automovilístico. El hecho ocurrió el pasado domingo, cuando el gobernador bonaerense se encontraba en su auto junto a su esposa, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y su hijo mayor, Máximo Kirchner. El vehículo en el que viajaban sufrió un desperfecto mecánico y ambos fueron trasladados al hospital Fernández, donde finalmente falleció el gobernador.
Según informaron fuentes policiales, el accidente ocurrió en la localidad de San Justo, en el partido de La Plata. Allí, el vehículo en que viajaba el gobernador se salió de la ruta y terminó volcando. Por el momento, no se conocen las causas del accidente.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, expresó sus condolencias a la familia de Kicillof y aseguró que «hoy es un día triste para todos los bonaerenses». Además, destacó que «el gobernador siempre fue un hombre de trabajo y de diálogo».
Por su parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lamentó el fallecimiento del gobernador bonaerense y expresó sus «más sinceras condolencias» a la viuda y a los hijos del mandatario provincial.

Suicidio a causa de una enfermedad mental

El suicidio es una de las principales causas de muerte en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen más de 800.000 muertes por suicidio, lo que supone un tercio de todas las muertes en el planeta. En España, según datos de la OMS, se produjeron en 2017 un total de 1.093 muertes por esta causa, lo cual supone un incremento del 3,8% respecto al año anterior.
La mayoría de las personas que se suicidan son hombres (el 70%) y tienen entre 20 y 39 años. Sin embargo, también hay mujeres que se quitan la vida. En concreto, en 2017 se produjeron un total 2.983 muertes por este motivo, lo cuál supone un aumento del 4,3% respecto al 2016.
Los factores de riesgo para el suicidio son múltiples. Entre ellos, podemos destacar los siguientes:
– Trastornos mentales: depresión, ansiedad, esquizofrenia, trastorno bipolar, trastornos de personalidad, etc.
– Enfermedades físicas: cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas, etc.

Suicidio debido a la ingesta de drogas

Las drogas son sustancias químicas que alteran el funcionamiento normal del cerebro y pueden provocar comportamientos suicidas. Las drogas más comunes que provocan el suicidio son:
Alcohol: El alcohol es una sustancia psicoactiva que altera el funcionamiento del cerebro. Se calcula que en España mueren cada año unas 5.000 personas por consumo de alcohol. La mayoría de estas muertes se producen en hombres jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y los 29 años.
Cannabis: El cannabis es una planta que contiene cannabinoides, como el THC y el CBD. Estos cannabinosides son los responsables de los efectos psicoactivos del cannabis. El THC es el principal componente psicoactivo del cannabis y provoca una sensación de euforia y relajación. El CBD no tiene efectos psicotrópicos y no produce ningún efecto secundario.
Drogas ilegales: El uso de drogas ilegales puede provocar el suicidio. Entre ellas, podemos mencionar las siguientes:
Heroína: La heroína es una droga ilegal que se obtiene a partir de la hoja de coca. Esta sustancia provoca una fuerte sensación de placer y euforia. Además, la heroína puede provocar dependencia física y psicológica.

Artículos Relacionados:

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad